Excajero de CBI declaró que Rodrigo ordenó destruir documentos

El excajero de la financiera Cordubensis (CBI), Germán Yacussi, declaró en el juicio por irregularidades en la firma que antes de que produjeran la corrida, el presidente de la compañía, Eduardo Rodrigo, les ordenó a los empleados destruir documentación. Según dijo el exempleado, el pedido se dio porque se acercaba una inspección de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), pero él no hizo caso de la orden: conservó los documentos y se los aportó al fiscal Enrique Senestrari. Asimismo, Yacussi habló sobre el resto de los socios de CBI, a quienes Rodrigo había despegado: "Seguían participando y yendo a la empresa", afirmó.

Por otro lado, Yacussi se refirió al empresario de Centro Motor, Darío Onofre Ramonda, de quien dijo que tenía una caja de seguridad, pero no afirmó que haya sido miembro de la empresa. Ramonda también declaró en esta jornada y dijo que jamás realizó un aporte patrimonial.