Europa reabre fronteras, comercios y escuelas

Los principales países de Europa inician una fase de integración, caída de barreras fronterizas, reaperturas de comercios y paulatino retorno a clases que pareciera ser la vuelta de página al doloroso y desastroso padecimiento de la pandemia del nuevo coronavirus, un capítulo en la historia que en el viejo continente provocó cientos de miles de muertes y millones de pérdidas de puestos de trabajo.

El panorama europeo sobresalió este domingo con una agenda positiva frente al avance imparable del virus en Asia y América, que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a marcar una cifra récord de casos en las últimas 24 horas, con más de 142.000, mientras el acumulado global ascendía a 7,69 millones.

España abrirá sus fronteras a los países de la Unión Europea (UE) el domingo próximo, nueve días antes de lo previsto, anunció el presidente Pedro Sánchez, quien recordó que a partir de entonces desaparecerá también la obligación de cuarentena para los viajeros.

Alemania, en tanto, abrirá sus fronteras con el resto de la UE a partir de mañana mediante la eliminación de los controles fronterizos instaurados hace tres meses.

Aunque las restricciones se habían ido levantando progresivamente en las últimas semanas, los controles se mantenían en las fronteras terrestres con Austria, Francia, Suiza y Dinamarca, aunque en algunas de ellas ya sin carácter sistemático.

En el caso de los controles aeroportuarios, a partir de la medianoche quedarán eliminados para los países para los que aun existían (Austria, Francia, Suiza, Dinamarca e Italia), confirmó el vocero del Ministerio alemán del Interior, Markus Lammert, citado por la agencia EFE.

Por lo tanto, también abrirán con normalidad los bares y restaurantes de la región de París -hasta ahora sólo podían hacerlo las terrazas- y volverán a ser autorizadas las visitas a las residencias de ancianos.

En el mismo sentido, y con una baja en las cifras de muertos, el Reino Unido avanzará mañana en la reapertura de comercios y vuelta a clase de algunas escuelas secundarias.

Italia también comenzará desde mañana su fase tres de la relajación de restricciones con la reapertura de los lugares de ocio como cines, teatros, conciertos y salas de celebración de bodas, con algunas diferencias entre regiones.

Italia registró 44 muertos por Covid-19 y 338 nuevos contagiados en las últimas 24 horas, según el último balance publicado por Protección Civil.

Lisboa se sumará mañana a la "nueva normalidad" que ya se inició en el resto de Portugal.

La capital abrirá sus centros comerciales y los restaurantes que deberán limitar su capacidad al 50%, de la misma manera que ya ocurre en el resto del país.