Estudios sobre contaminación en la Antártida Argentina fueron reconocidos

Los estudios realizados por investigadores del Instituto Antártico Argentino abordan el monitoreo de la capa de ozono y los gases nocivos producidos por aerosoles domésticos.
Los estudios realizados por investigadores del Instituto Antártico Argentino abordan el monitoreo de la capa de ozono y los gases nocivos producidos por aerosoles domésticos.

Las investigaciones realizadas por el Instituto Antártico Argentino (IAA) han sido reconocidos a nivel internacional y hoy son vitales para las discusiones sobre el avance del cambio climático.

Últimamente los investigadores han descubierto unas nubes conformadas por compuestos nitrogenados, cloratos, bromatos y otros gases de origen industrial que capturan oxígeno e impiden la reposición del ozono destruido por los rayos solares en la estratósfera de la Antártida.

LEER MÁS: “Córdoba tiene la tasa de deforestación más alta de América Latina”

La doctora en Física y jefa a cargo del departamento de Ciencias de la Atmósfera del IAA, Adriana Gulisano, afirmó que "Estos gases producidos en procesos industriales o los clorofluorcarbonatos de los aerosoles domésticos y otros compuestos halogenados son muy estables por lo que demoran mucho tiempo en liberar el oxígeno que capturan. Nosotros necesitamos que la tasa de combinación del oxígeno para crear ozono sea mayor que la destrucción de ese gas en la estratósfera, y estos gases ponen en riesgo ese equilibrio".

Además, agregó: "Las Líneas de investigación de Cambio Climático llevadas a cabo por el investigador Alfredo Costa que viene trabajando y haciendo análisis de series de datos sobre tendencias y anomalías en las temperaturas que se registran en las bases antárticas argentinas; podemos detectar como la península antártica se está calentando, mientras que el interior del continente se enfría, y eso ya está impactando en el comportamiento de todos los ecosistemas antárticos"