Estaban en situación de calle, les brindaron asistencia integral y pudieron revertir su situación

Un grupo de personas que fueron acogidas por el Programa de Personas en Situación de Calle, comenzaron a trabajar como servidores urbanos y hoy trabajan en BioCórdoba.
Un grupo de personas que fueron acogidas por el Programa de Personas en Situación de Calle, comenzaron a trabajar como servidores urbanos y hoy trabajan en BioCórdoba.

En 2020 fueron 50 las personas que estaban en situación de calle fueron acogidas a través del Programa de Personas en Situación de Calle, de la Municipalidad de Córdoba que brinda alojamiento y asistencia integral a quienes se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad.

Tras permanecer un tiempo bajo la “tutela” del Estado, de acuerdo a los informes que realiza el cuerpo de psicólogos y trabajadores sociales, quienes se iban encontrando en condiciones óptimas para poder independizarse y abandonar la situación de calle, fueron incorporadas como Servidoras y Servidores Urbanos.

A través del programa accedieron a diversas capacitaciones para poder generar ingresos económicos y generar más posibilidades dentro del mercado laboral.

De las 50 personas que ingresaron en el año 2020 durante la pandemia, un grupo, que comenzó desarrollando tareas en el Jardín Botánico, luego pasó al ente BioCórdoba. De acuerdo a sus capacidad, desempeño y la valoración que hizo el propio Ente, nueve de ellas fueron incorporadas para trabajar con un contrato.

La Subsecretaria de Planificación y Gestión, Liliana Montero, explicó: “Eran personas de altísima vulnerabilidad social, algunas de ellas con problemáticas históricas y con muchísimas dificultades para abandonar la situación de calle. Después de dos años de integrar un programa municipal, con asistencia psicológica, médica, acompañamiento respecto del manejo de la vida cotidiana y de su dinero y con capacitaciones, hoy pudieron reintegrarse a la vida comunitaria y básicamente a la vida familiar, afectiva y al mundo del trabajo”.

Montero reconoció el esfuerzo que realiza el equipo de profesionales que integran este plan, que ha impactado de manera positiva en la sociedad. “Este tipo de políticas sociales desarrolladas por la Municipalidad de Córdoba dan cuenta de que cuando el Estado trabaja en profundidad" afirmó la funcionaria.

Por su parte, el Director General de Intervención Social, Mauricio Romero, a cargo del Programa de Servidoras y Servidores Urbanos, destacó: “Esto da cuenta de que no se trata de un programa social más. Este tiene un plus, una persona que está en una situación vulnerable es capacitada para que tenga un oficio, para que pueda progresar. Abordamos temas como la terminalidad educativa, tanto del primario y secundario, como así también brindando acompañamiento universitario”.

Esteban, una de las tantas personas acogidas por el plan resumió lo que significó para él este proceso: “las ganas de recuperarte, salir adelante, reencontrarte con tu familia, capacitarte; salir de las drogas, tener un ingreso; en definitiva, de volver a vivir”.

Otro caso es el de Sofía quien afirmó que tiene una “nueva vida”: “Fue como una luz en mi camino. Así se me dio la oportunidad de anotarme en este programa. Ahora estoy viviendo otro estilo de vida, otra oportunidad. Tengo mi departamento, me despierto todos los días a las 6 de la mañana. Mi mente está ocupada en mi trabajo, estoy muy entusiasmada con los estudios que voy a retomar. Aproveché la oportunidad para conversar con trabajadoras sociales que me ayudaron con el trámite de cambio de identidad de género”.

Actualmente, estas personas trabajan dependiendo directamente del ente BioCórdoba, cumpliendo tareas tales como compostaje, mantenimiento eléctrico, uso de diversas máquinas, tareas de jardinería en general, logrando de esta manera un verdadero cambio de vida.

Fuente: Municipalidad de Córdoba