En junio el consumo de carne aumento un 56%

Según el informe del Ministerio de Agricultura de la Nación es el mejor registro en un año.
Según el informe del Ministerio de Agricultura de la Nación es el mejor registro en un año.

Así lo detalla un informe del Ministerio de Agricultura de la Nación. Coincide con la aplicación de restricciones a las exportaciones, que generó una mayor disponibilidad para el mercado interno.

Aunque las rebajas en el precio de la carne vacuna en el mostrador no fueron significativas y según las estadísticas alcanzaron el 1 por ciento, en junio el consumo experimentó un aumento de 56% respecto a abril pasado, ubicándose en los 53,7 kilogramos promedio por habitante por año.

Los datos corresponden a las estadísticas que lleva adelante el Ministerio de Agricultura de la Nación, y coinciden con la entrada en plena vigencia durante ese mes, de las restricciones a las exportaciones de carne, para garantizar una mayor disponibilidad del producto para el mercado interno e intentar lograr una baja en los precios en el mostrador.

Ese último objetivo aún no se sintió con fuerza, teniendo en cuenta que según las estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA) los precios en carnicerías y supermercados descendieron alrededor del 1%, aunque el promedio de consumo de carne por habitante por año mostró en junio el mejor registro de los últimos doce meses.

De acuerdo a esas mediciones, en el mes de julio las principales bajas se registraon en la picada común(-3,9%), falda (-3,3%) y carnaza (-2,4%), asado de tira (-1%), nalga (-1,8%) y cuadrada (-1,7%), aunque el promedio de aumento en el precio de la carne con relación a julio del año pasado supera el 84%, muy por encima de la inflación.

En el período enero-mayo ese indicador en promedio nunca superó los 50 kilogramos por habitante por año y se ubico en 45,5 kilogramos y en el mes de abril había descendido a 34,3 kilogramos por habitante por año. Fuentes oficiales señalan que las restricciones a las exportaciones de carne continuarían hasta diciembre aunque con una apertura parcial, que sería paulatina de manera mensual de alrededor del 5% acumulable. 

Mientras la medida genera malestar en las entidades agropecuarias que representan al sector exportador, que sostiene que peligran fuentes laborales en los frigoríficos que se dedican a esa actividad y genera pérdidas por u$s 1000 millones, producto de la gran demanda de China, impidiendo también el ingreso de divisas, desde el Gobierno afirman que los "envíos se normalizarán" una vez que se haya terminado de ordenar el sector, y se pueda garantizar una oferta de carne suficiente para exportar y a la vez abastecer el mercado interno, a precios razonables para los consumidores.

Fuente: Cba24n