Elecciones: De Loredo presentó sus propuestas en educación

De cara a los comicios legislativos del 14 de noviembre, el candidato a diputado de JxC dio a conocer sus ideas junto a la actual diputada nacional, Brenda Austin.
De cara a los comicios legislativos del 14 de noviembre, el candidato a diputado de JxC dio a conocer sus ideas junto a la actual diputada nacional, Brenda Austin.

Este jueves el candidato a Diputado Nacional, Rodrigo de Loredo, presentó junto a otras figuras de la oposición una serie de propuestas educativas que serán llevadas al Congreso Nacional. Muchas de las ideas fueron diseñadas por la actual Diputada Nacional, Brenda Austin, que estuvo presente en la intervención. El acto fue al aire libre, en el predio de la Ciudad Universitaria. Estuvieron presentes también la diputada nacional Soledad Carrizo y el Secretario de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba, Conrado Storani.

“Argentina necesita avanzar en una reforma para empezar a salir de la crisis en la que se encuentra todo el sistema educativo. El contexto es dramático, después de la pandemia se habla de tragedia educativa y lamentablemente nosotros hemos sido campeones por nuestro récord de no presencialidad en las escuelas y la exclusión que han sufrido miles de niños y niñas”, enfatizó de Loredo.

Leer más: Los problemas económicos de Argentina según Domingo Cavallo

Los principales ejes de su proposición son cuatro: Por un lado, tratará de aumentar la inversión en educación hasta alcanzar en 2030, el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) adicional a lo ya establecido en la ley de Financiamiento Educativo, que actualmente es del 6%. Además, este financiamiento deberá estar asociado a metas y objetivos que deberán ser monitoreados.

Al respecto, de Loredo graficó: “Para que tengamos una idea, el plan platita en 30 días tendrá un desembolso de medio punto del PBI. Para el 2030 tenemos que priorizar los recursos en el país y lograr que el presupuesto general de todas las jurisdicciones destinados a la educación sea de 7 puntos del PBI”. 

También propone que las familias puedan deducir de ganancias los gastos escolares que deban afrontar para la educación de sus hijos. 

El segundo eje planteado busca implementar una cédula educativa nacional para identificar las trayectorias educativas y detectar problemáticas concretas que conlleva el abandono escolar. “Esta cédula permite advertir los problemas y tomar acciones al respecto. Necesitamos una base de datos a lo largo y ancho del país que individualice a cada niño con su trayectoria escolar”, explicó.

“En materia de calidad educativa, necesitamos garantizar más tiempo de los chicos en las escuelas, mejorando contenidos y herramientas para alumnos y docentes. Por eso, proponemos que el calendario educativo pase de los actuales 180 días a 195 en el 2025 para llegar a 200 días efectivos de clases desde los 3 años para 2030. Todo ello con inversión y seguimiento para que también se pueda cumplir la jornada extendida que actualmente solo se cumple en un 30’% de las escuelas”, agregó.

Como tercer punto, el candidato que va de la mano con Luis Juez, que busca su banca en el Senado, propone que sea efectiva la obligatoriedad de la educación desde los 3 años y que se invierta en infraestructura para que todas las escuelas puedan garantizar la obligatoriedad de la sala de 4 años, comenzando en los sectores más vulnerables. “La necesidad de la escolaridad temprana es vital para disminuir brechas y asimetrías sociales”, manifestó.

Finalmente, De Loredo propone que la evaluación y monitoreo de la calidad educativa la lleve adelante un Instituto con autonomía funcional y rigor técnico para darle mayor jerarquía y que sea una verdadera política de Estado. “Si los procesos y contenidos educativos no se evalúan, el derecho a la educación queda en letra muerta. No puede quedar a voluntad de un ministro evaluar o no la calidad y excelencia de la educación como ocurre ahora, debe ser una obligatoriedad del Estado”, explicó. 

“La educación es la herramienta más formidable para colaborar con la movilidad social ascendente. Es prioritaria para igualar, para equiparar, para disminuir brechas, asimetrías, para cimentar el futuro de los habitantes de la Argentina”, concluyó De Loredo.