El Senado brasileño quiere prohibir el aborto en todos los casos

El Plenario del Senado brasileño aprobó por mayoría retomar la discusión de un proyecto que prohíbe el aborto en cualquier circunstancia, incluso en casos de violación. El senador Eduardo Girao, del partido Podemos aliado a Jair Bolsonaro, impulsó la iniciativa que busca cambiar el visto bueno del Supremo Tribunal Federal (STF) otorgado en 2012 para que se suspendan embarazos de fetos anancéfalos. El aborto en Brasil es no punible en casos de peligro para la vida y/o salud física o mental de la madre, violación o defectos en el feto.

La votación realizada en la noche del martes autorizó que el Senado vuelva a tratar un Proyecto de Enmienda Constitucional contra el aborto que había sido archivado en 2015, cuyo autor fue el exsenador y pastor evangélico Magno Malta.

En el despacho de Magno Malta trabajó como asesora hasta fines de 2018 la actual ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves. La también pastora Alves defiende la creación de una “beca” para aquellas mujeres violadas que decidan no interrumpir el embarazo. Ella fue la funcionaria que saltó a la fama luego de afirmar que la presidencia de Bolsonaro inaugura una "nueva era en Brasil: los niños se visten de azul y las niñas se visten de rosa”.