El reclamo por las muertes en el Neonatal llega al Panal

Las madres y familiares de bebés recién nacidos fallecidos y otros que sobrevivieron, constituidas en un grupo que llamaron “Madres del Dolor”, anunció que este jueves concentrarán a las 10 frente a la sede del Gobierno de la Provincia en el Centro Cívico. Asimismo, a las 19 se movilizarán con velas al Hospital Materno Neonatal de barrio Poeta Lugones.
Las madres y familiares de bebés recién nacidos fallecidos y otros que sobrevivieron, constituidas en un grupo que llamaron “Madres del Dolor”, anunció que este jueves concentrarán a las 10 frente a la sede del Gobierno de la Provincia en el Centro Cívico. Asimismo, a las 19 se movilizarán con velas al Hospital Materno Neonatal de barrio Poeta Lugones.

Tras conocerse públicamente los casos de bebés fallecidos en el Hospital Materno Neonatal Dr. Ramón Carrillo entre marzo y junio pasados y cuya investigación lleva adelante la Justicia, resulta aventurado determinar las consecuencias del grave hecho. Para nadie es indiferente este drama y su incidencia alcanza a distintos ámbitos.

También este miércoles, durante la sesión en la Legislatura provincial, el bloque de la Unión Cívica Radical (UCR) mantuvo un duro cruce con el oficialismo de Hacemos por Córdoba, a partir de la ausencia en el recinto del ministro de Salud Diego Cardozo, a quien los opositores solicitaron que concurriera para que informe por los hechos acontecidos en el Neonatal.

A su turno, el Cuerpo de Delegados del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) emitió este miércoles un comunicado. Con la firma del secretario General del gremio, José Pihen, el documento inicia así: “Al tomar conocimiento de esta grave situación, se pidió oportunamente a las autoridades una reunión con carácter de urgente, para tomar conocimiento del tiempo, modo, teorías y acciones adoptadas”.

Indicándose en el escrito que la respuesta fue que estaba en marcha la investigación administrativa y sumarial ordenada por el Ministerio con participación de la Justicia. Se explica también que “se puso en conocimiento de lo actuado a las autoridades de nuestro Sindicato”.

A continuación, se expresa el “dolor y estupor” cuando algunos tratan de “poner en tela de juicio el desempeño del Cuerpo de Delegados”. Se resalta que, como representantes de los trabajadores y trabajadoras, “no son los encargados de investigar, reunir y presentar pruebas ante la autoridad correspondiente”.

El comunicado hace referencia a las denuncias vertidas en los medios por una empleada del nosocomio. “Rechazamos la actitud irresponsable de la supervisora de Enfermería Gladys Ríos que con declaraciones destruye la imagen institucional, dañan, confunden y duelen tanto a los familiares de las víctimas como a los trabajadores. Sostenemos que las denuncias deben realizarse en la Justicia y no en canales de televisión”.