El productor de espectáculos Sergio Nazer fue acusado de corrupción de menores

El reconocido empresario del folklore está acusado ofrecer dinero a cambio de sexo a chicas de entre 14 y 16 años de bajos recursos en Argentina, Uruguay y Colombia.
El reconocido empresario del folklore está acusado ofrecer dinero a cambio de sexo a chicas de entre 14 y 16 años de bajos recursos en Argentina, Uruguay y Colombia.

Este jueves trascendió una acusación que recae sobre el productor de espectáculos Sergio Daniel Nazer, cordobés de 61 años, quien es señalado por los presuntos delitos de grooming en concurso ideal con corrupción de menores y posible trata de personas.

Nazer fue acusado de haber ofrecer dinero (entre otros beneficios) a menores de edad a cambio de sexo. Fue detenido en las últimas horas en la localidad bonaerense de Monte Grande luego de ser denunciado por alguien de su círculo íntimo, quien se habría topado con evidencias que motivaron la acusación.

El operativo fue llevado a cabo por la división Trata de Personas de la PFA, que realizaron una tarea de contención a la denunciante junto con la fiscal.

Según informó el medio Infobae, su presunto modus operandi era contactar a jóvenes (algunas de ellas de entre 14 y 16 años) por la red social Badoo para ofrecerles dinero o regalos, como leche en polvo, a cambio de sexo.

La mayoría de las víctimas eran jóvenes de bajos recursos, oriundas de Argentina, Colombia y Uruguay. Tras el contacto inicial en Badoo, Nazer continuaba las conversaciones por celular tras darles a las jóvenes su número privado.

Las pericias a sus teléfonos serán clave para determinar una imputación de abuso de menores: se incautaron al menos ocho aparatos Android en su operativo de arresto. Nazer será indagado este viernes por Pérez. Otra imputación posible en los cálculos de los investigadores es la de facilitación de la prostitución.

Algunos de los personajes con los que ha sido vinculado Nazer fueron el Chaqueño Palavecino, Facundo Toro y Amboé, todos reconocidos artistas del folklore.