El Papa ofició con un sacerdote denunciado por encubrir abusos

El obispo concelebró en la primera misa de Francisco en Chile.  Juan Barros era muy cercano a un sacerdote condenado por abusos sexuales. 

Juan Barros es el actual obispo de la diócesis de Osorno en Chile. Cuando asumió el cargo estuvo envuelto en polémicas y protestas por su cercanía al sacerdote Fernando Karadima. El ministro de la Iglesia había sido condenado canónicamente por abusos sexuales a menores.

El obispo de Osorno fue discípulo de Karadima, quien fue suspendido por la Justicia Vaticana de por vida. La decisión se tomó cuando se conoció que abusó sexualmente de niños y jóvenes cuando era el titular de la parroquia "El Bosque". Barros, consultado por periodistas, dijo que hay que seguir la doctrina del Papa. También negó las acusaciones en su contra. 

Este hecho le agregó polémica a las disculpas que Bergoglio manifestó por los casos de pedofilia dentro de la Iglesia en Chile.

El Papa en Temuco

Francisco llegó este miércoles a la mañana a Temuco. Se trata de un territorio reivindicado por el pueblo mapuche, donde celebró una misa en el Aeropuerto de Maquehue.

El Pontífice comenzó su homilía al decir "Mari Mari" (buenos días), en mapundungun, la lengua de los mapuches. Y completó: "Küme tünngün ta niemün" ("la paz esté con ustedes"). Antes de compartir un almuerzo con un grupo de mapuches, el Papa pidió “dejar de lado creencias que existen culturas superiores o inferiores”.