El panorama económico post elecciones