El hijo de "Otto" se presentó ante la Justicia y quedó preso

Agustín Cortéz Heredia, hijo del fallecido Raúl Oscar “el Gordo Otto” Cortéz, se presentó este lunes ante la Justicia y quedó detenido en el penal de Bouwer, en el marco de la balacera que transcurrió este viernes en Galería Norte. Cortéz Heredia está imputado por lesiones graves, calificadas por el uso de armas. “Presentamos ante la Justicia a Agustín y quedó detenido. Ya está en Bouwer. Se le imputan lesiones graves, calificadas por el uso de armas. Vamos a esperar la llegada de la planilla prontuarial y solicitaremos el recupero de la libertad”, afirmó a La Voz del Interior el abogado defensor de la familia Cortéz Heredia, Iván Sironi.

Asimismo, Mercedes Ivana Heredia, la viuda de Raúl Cortéz, se presentó ante el fiscal y se constituyó como querellante. "Estoy acá para presentarme ante la Justicia y quiero aclarar que a mi marido lo mataron como a un perro. Él no iba armado, él no anda con temas de drogas como se está diciendo. Mi hijo no está prófugo. A su padre lo enterramos ayer", dijo Heredia en diálogo con El Doce.

La hipótesis de Heredia que el problema comenzó "por un problema de celos ajeno" a su marido y a su hijo. "Por eso empezó la discusión entre ese chico Matías y el otro muchacho, pero era ajena a la pelea de ellos, por eso empezó todo", explicó.

La causa está a cargo de la fiscalía de Distrito 1, Turno 6, de José Bringas. La balacera que sacudió a todo el contexto de la Galería Norte, el viernes antes de las 19, y que acabó en la muerte de (46), tuvo su nuevo episodio.