El Grupo de Puebla repudió "el golpe de estado en Bolivia"

El Grupo de Puebla, el espacio progresista latinoamericano fundado por el presidente electo argentino Alberto Fernández, se pronunció contra el golpe de Estado ocurrido en Bolivia este domingo. En un comunicado, narraron que "fuerzas de la oposición desencadenaron movilizaciones políticas acompañadas de actos de violencia, humillación de autoridades democráticamente elegidas, invasión, saqueo y quema de casas, secuestro y amenazas de familiares para llevar a cabo un golpe de estado y forzar la renuncia del presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera, legal y democráticamente elegidos".

Y recordaron que "todas las iniciativas de diálogo y negociación ofrecidas por el Gobierno del presidente Evo Morales fueron rechazadas". Asimismo, afirmaron que Morales aceptó "las recomendaciones de la OEA de una nueva contienda electoral". En ese sentido, afirmaron que "la oposición optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática". "Particularmente grave fueron los comportamientos ilegales e irresponsables de las fuerzas policiales y finalmente, de las propias fuerzas armadas que acompañaron al golpe", recordaron.

Así las cosas, manifestaron su "solidaridad con el pueblo boliviano, su Presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García-Linera y con todos los funcionarios que impulsaron políticas públicas de inclusión social, reducción de la pobreza y la desigualdad y de participación ciudadana". Y pidieron "la continuidad del proceso electoral transparente y sin restricciones".

Entre los firmantes, están Celso Amorim, Luiz Inácio Lula da Silva, Julián Domínguez, Marco Enríquez-Ominami,
Fernando Haddad, Fernando Lugo, Dilma Rousseff, Jorge Taiana y Carlos Tomada, entre otros.