El Estado prevé tomar el control de la Hidrovía para preparar una licitación internacional

El ministro de Transporte dijo que se trabaja para asegurar el mantenimiento del servicio de esa vía estratégica por donde circula la mayoría de las exportaciones argentinas. Preocupación en la agroindustria.
El ministro de Transporte dijo que se trabaja para asegurar el mantenimiento del servicio de esa vía estratégica por donde circula la mayoría de las exportaciones argentinas. Preocupación en la agroindustria.

El Estado Nacional prevé asumir por un año el control de la estratégica Hidrovía, el principal paso para las exportaciones agroindustriales, con el fin de "asegurar su mantenimiento" y preparar los pliegos para una licitación internacional por un período a determinar. El tema se terminará de definir a través de un decreto que se está elaborando, anunció hoy el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, quien destacó que "se está trabajando para asegurar el mantenimiento del servicio de la Hidrovía Paraná-Paraguay durante un año".

La decisión se tomó en momentos en que la bajante del río Paraná es la peor en 45 años, lo cual torna aún más relevante la necesidad de un buen funcionamiento de la Hidrovía. El objetivo será contar con "tiempo suficiente para preparar una licitación grande y así garantizar la navegabilidad", dijo el funcionario.

"Se está trabajando para realizar una licitación corta que consista en el mantenimiento de lo que hoy está pasando, y esto de que no habría obras nuevas planteadas durante 12 meses, que es a lo que estamos llamando licitación corta", explicó Guerrera.

La prórroga de la concesión actual vence el 30 de julio próximo. Antes de esa fecha, debería estar lanzada la licitación corta, de mantenimiento por parte de la Administración General de Puertos, estimó el funcionario. En esos doce meses, el Estado se encargará del mantenimiento del sistema y cobrará un canon, mientras los privados continuarán con los trabajos de dragado y balizamiento, según el borrador de decreto que se está terminando de definir. 

De esta forma, la licitación corta solo constaría del mantenimiento, para preparar los pliegos de una larga, que sería por entre 15 y 30 años, se estima.

"Ahí podrán competir chinos, japoneses, franceses, alemanes y belgas también", sostuvo el ministro de Transporte. Justamente la concesión actual está en manos de la empresa belga "Jan de Nul", la cual tiene un socio local que es Emepa.