El dueño de la camiseta de la selección de México rompió el silencio

El futbolista explicó que fue lo que sucedió con su camiseta.
El futbolista explicó que fue lo que sucedió con su camiseta.

El conflicto que se desató tras el último partido entre México y Argentina tuvo numerosos episodios en los cuales varios deportistas salieron a cruzar a Canelo Álvarez por sus dichos, el último de ellos fue un jugador de la tricolor, quien es nada más y nada menos que el dueño de la camiseta que generó la polémica. 

En principio Andrés Guardado comenzó diciendo: “Se la persona que es Leo, desgraciadamente a lo mejor Canelo no entiende lo que se vive en un vestuario y puedo llegar a entender la reacción al ver la camiseta de México en el suelo y todo lo que se ha viralizado”. Sin embargo, el futbolista señaló que todo lo que se generó alrededor de ello le pareció una tontería y aprovechó para lanzar algunos elogios Leo Messi. "a mí me parece una tontería de lo que se está hablando. Leo ha tenido muchos detalles, no solo conmigo sino con muchos compañeros de profesión y todos saben cómo es”, expresó el lateral del Betis.

Lee también: Una de las selecciones favoritas del Mundial admitió que el equipo esta en crisis

Y continuó: “He tenido el privilegio de enfrentarlo muchos años en España y vivir muchos momentos como el que se viralizó con mi hijo”, aseguró el futbolista, al tiempo que agregó: “Siempre ha sido así, cada vez que lo he enfrentado o he tenido la posibilidad de pedirle algo, un cambio de camiseta o la foto con mi hijo, siempre lo ha hecho como se vio en el video”.

Con sus declaraciones el futbolista quiso calmar los ánimos de su compatriota. Además aprovechó para explicar qué es lo que sucede dentro de los vestuarios: hay como un acuerdo con los utileros que cuando tu dejas todo lo sudado en el suelo es porque va para lavar y lo que no está en el suelo lo llevas tu a casa. La ropa sucia va al suelo, sea tu camiseta o la del rival”, sentenció Guardado. Por otra parte le pidió al boxeador que entienda lo que sucedió y que solo se trató de un malentendido.