El «Cuti» Romero le dio el empate agónico al Genoa