El Celeste y Central Córdoba terminaron a mano