El arzobispo Carlos Ñáñez anticipó su renuncia

Estuvo 22 años en su puesto. Su dimisión será de acuerdo a la normativa vigente, que establece los 75 años como límite de edad.
Estuvo 22 años en su puesto. Su dimisión será de acuerdo a la normativa vigente, que establece los 75 años como límite de edad.

Este lunes, el actual arzobispo de Córdoba, Carlos Ñáñez, anticipó que en el mes de agosto presentará su renuncia al cumplir los 75 años, como establece la reglamentación vigente. La dimisión se presentará ante el papa Francisco, quien será quien decida si el obispo continuará o no en ese puesto.

Lo había anticipado el jueves pasado durante la Misa del Jueves Santo. Hoy, en declaraciones a Radio Mitre, Ñáñez señaló que "los obispos al cumplir los 75 años deben presentar la renuncia al Santo Padre, el cual dispone en su momento. Yo no renuncio, no renuncio al servicio de Dios".

No se supo, sin embargo, quién podría ser su reemplazante. "No hubo tal conversación", señaló, a la vez que aseguró que una vez deje su cargo permanecerá en Córdoba.

En conversación con dicho medio, Ñáñez dijo que ve "con preocupación" la situación social actual en nuestro país. "En primer lugar por la situación de la pandemia pero también por la situación del país. El Papa ha dicho que de las crisis se sale juntos, y entonces bueno, es todo un propósito y programa. Ahora, también dice: se sale mejores o se sale peores. Ojalá nosotros salgamos un poquito mejor pero es todo un desafío", expresó.

"Los problemas que tenemos en el país no son solamente por la responsabilidad de un sector, todos los argentinos somos responsables de la situación socio-política y sus repercusiones en lo económico. La posibilidad de ir superando las dificultades, al largo plazo, será sólo encontrándonos y haciendo un sincero esfuerzo por trabajar juntos. En el seno de lo eclesial no lo puedo evaluar con exactitud pero se pueden mezclar estas cosas", dijo Ñáñez.