Domingo Cavallo: “Un país que no tiene una moneda sana, tampoco puede tener crédito”

En el marco de un nuevo Ciclo de Coyuntura, realizado por la Bolsa de Comercio de Córdoba, el ex ministro de Economía aportó su análisis sobre la situación del país.
En el marco de un nuevo Ciclo de Coyuntura, realizado por la Bolsa de Comercio de Córdoba, el ex ministro de Economía aportó su análisis sobre la situación del país.

Al inicio del encuentro Manuel Tagle (h), titular de la Bolsa de Comercio, reflexiono sobre la importancia de respetar y consolidar las libertades civiles y realizó un repaso histórico mencionando a grandes pensadores. “Argentina había generado importantes progresos en su época liberal,  hasta mediados del siglo pasado donde se decidió darle la espalda a los principios de la constitución de 1853 para volcarse hacia ideas socialistas, lo cual produjo una involución económica.”

Y agregó: “hubo momentos excepcionales de nuestra historia, como el periodo de la convertibilidad: un periodo admirable debido a la férrea conducción del Dr. Cavallo y el cambio de rumbo que llevó adelante el Gobierno de Macri para salir del excesivo intervencionismo del Estado, las regulaciones y  prohibiciones  de importación y exportación, al que estamos sometidos con el actual gobierno.”

Seguidamente, el presidente de la entidad sostuvo que “estamos ante una degradación conceptual del gobierno y que indudablemente está pre anunciando un desenlace anunciado que ya todos conocemos: la volatilidad de las variables y  el descontrol de ciertos sectores de la economía”. En este sentido, expresó: “Necesitamos volver a un sistema que ordene los desequilibrios estructurales de la economía y con ello conseguir un crecimiento consistente y sustentable a través del tiempo, para implementarlo con convicción y  coraje”.

En tanto, el Dr. Domingo Cavallo sostuvo que “la economía argentina está trabada por las  intervenciones absurdas del estado, las mismas que se detectaron durante 1977 y 1987”. En este sentido, al analizar cada una de esas trabas, “lo fundamental era tomar una serie de medidas importantes, que básicamente era la remoción de  las mismas”. 

El ex ministro de Economía, destacó que  antes de la Ley de Convertibilidad y en simultáneo, se eliminaron las retenciones, y el FMI le anticipó que no estaba de acuerdo, ya que aumentaría el déficit y agravaría la situación. “Las retenciones  por entonces aportaban un tercio de la recaudación total a nivel nacional y yo consideraba que si no eliminabamos las retenciones y las trabas a las importaciones y al comercio en general, la economía iba a estar desvinculada del resto del mundo y no iba a crear suficientes incentivos para la inversión productiva”.

Además advirtió que “no hay alquimia monetaria que funcione si la economía no puede mandar las señales adecuadas a través del sistema de precios que regula la actividad privada”. En esta línea agregó: “Una economía no puede funcionar sin una moneda sana (Raúl Prebisch), es decir, un  país que no tiene una moneda sana, tampoco puede tener crédito. La moneda y el crédito están vinculados uno con otros, allí surgió la convertibilidad.” 

Por su parte, el Director de nuestro Instituto de Investigaciones Económicas, Lucas Navarro disertó sobre las perspectivas para la conversión de planes sociales en empleo formal de calidad en Argentina. Días atrás se presentó el proyecto de ley “Puente al empleo”, en el cual “un trabajador mantiene el plan social por 12 meses a cambio de “capacitación” y para las empresas que contratan, el empleador obtiene baja parcial en contribuciones patronales por 24 meses y condonación de deudas con AFIP a cambio de aumentar empleo formal”. 

Para finalizar su presentación, resaltó que hay severas inconsistencias en el proyecto, “entre el objetivo de crear empleo formal con la iniciativa propuesta y el manejo de la política macroeconómica”. Y aseguró, “sin un ordenamiento macroeconómico y cambios en la institucionalidad y de formación laboral, será muy difícil crear empleos de calidad de forma sostenida.”

Fuente: Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC)