Disctaron sentencia para Lanatta y Schillaci

Los hermanos Lanatta y Schillaci, estaban detenidos en el penal de Ezeiza, cumpliendo una condena perpetua por el triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, en General Rodríguez, ligados al negocio de la efedrina.

En este caso, la nueva condena fue por los delitos de "robo simple, privación de la libertad, robo agravado por un arma de utilería y evasión", cometidos durante la fuga. Además, en los próximos meses deberán enfrentar otros juicios por lo que hicieron durante el período en el que estuvieron prófugos: uno por tirotearse con efectivos de la Gendarmería Nacional en una zona rural de Santa Fe y otro por balear a agentes de la misma fuerza, a quienes también les robaron la camioneta, en el norte de esa provincia.

Por otra parte, la justicia también investiga la posible complicidad en la fuga con el Servicio Penitenciario bonaerense y del poder político. "La fuga jamás se hubiera producido, al menos no de la forma en la que se produjo, sin la colaboración de las más altas jerarquías del servicio penitenciario bonaerense y del poder político", señala el juez Juan José Ruíz quien dictó el fallo.