Diego Cardozo recibe un nuevo tratamiento oncológico

El ministro de Salud de Córdoba aseguró que en breve la provincia contará con esta alternativa que evita la toxicidad de la quimioterapia habitual.
El ministro de Salud de Córdoba aseguró que en breve la provincia contará con esta alternativa que evita la toxicidad de la quimioterapia habitual.

“Estoy bajo tratamiento oncológico”, reveló el ministro de Salud, Diego Cardozo, en diálogo con El Doce. En octubre pasado fue operado por un nódulo en un pulmón y el análisis de la biopsia determinó que se trata de una lesión maligna. 

Según detalló, se debe a una “mutación genética que generó el tumor en el pulmón y para evitar recaídas está bajo control”. Pero sorprendió al revelar que inició un nuevo tratamiento denominado terapia genética dirigida y, para ello, le suministraron una droga que se administra vía oral.

“La probabilidad de éxito para evitar una recaída es altamente superior a lo que es la observación –no hacer ningún tratamiento-”, agregó. Y detalló que “son drogas nuevas, no es quimioterapia común” y tampoco es “inmunoterapia”. 

El funcionario explicó que al no tener antecedentes hereditarios, ni de tabaquismo, los profesionales estudiaron sus células para conocer si es portador de una mutación genética. Fue así que descubrieron que “tiene un gen que está funcionando mal” que genera una proteína con aminoácidos alterados y provocan una proliferación celular, que predispone a que se desarrolle una neoplasia.  

Ante esta situación, las drogas “anulan el gen mutado y no se manifiesta más”, al tiempo que evita recaídas y que desarrolle otro tumor como consecuencia de ese gen que funciona mal.  

Para acceder a este tratamiento es necesario realizar previamente un secuenciamiento genómico. Y para sorpresa, prometió que en los próximos dos meses, el sistema sanitario público de la provincia de Córdoba contará con esta nueva línea genética dirigida para todas las patologías neoplásicas, como por ejemplo, la leucemia.

“Vamos a poner en funcionamiento dos aparatos, uno fijo y otro móvil”, anticipó. El objetivo es llevar adelante el secuenciamiento genómico y lo harán de manera conjunta con la Fundación para el Progreso de la Medicina. “Es un beneficio muy importante para generar alternativas diferentes a la quimioterapia habitual y evitar su toxicidad”, cerró. 

Fuente: El Doce