Día Mundial del Parkinson

Es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, desconocida para las personas que no tienen o han tenido un contacto directo con la enfermedad y muy estigmatizada.
Es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, desconocida para las personas que no tienen o han tenido un contacto directo con la enfermedad y muy estigmatizada.

Cada 11 de abril se conmemora el Día Mundial del Párkinson. Esta fecha, fue proclamada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en conmemoración del aniversario de James Párkinson, doctor británico que describió por primera vez la enfermedad.

La enfermedad de Párkinson es un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva. Se la considera como la segunda patología más prevalente en la actualidad después del Alzhéimer y pertenece a los llamados Trastornos del Movimiento.

Una de las principales características de esta patología, es la pérdida de neuronas en la sustancia negra, una estructura situada en la parte media del cerebro. Esta pérdida, ocasiona una falta de dopamina en el organismo, una sustancia que transmite información necesaria para que realicemos movimientos con normalidad. La falta de dopamina hace que el control del movimiento se vea alterado, dando lugar a los síntomas motores típicos, como el temblor en reposo o la rigidez.

Cabe mencionar que la enfermedad, viene precedida por la muerte o descomposición de células nerviosas (neuronas) del cerebro. La mayoría de los síntomas vienen producidos por una misma pérdida: las neuronas que producen dopamina, un compuesto químico del cerebro que ayuda a los seres humanos a tener movimientos musculares coordinados y al estado de ánimo.

En este sentido, se ha demostrado que cuando la dopamina disminuye entre un 60 y un 80%, se genera una a anómala actividad cerebral, lo que termina produciendo el Párkinson.

Mitos sobre el Parkinson

  • Todos los pacientes tienen temblor.
  • No van a caminar más.
  • No hay solución ni tratamiento.
  • El único tratamiento que existe son los medicamentos.
  • El Parkinson siempre es hereditario.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la enfermedad de Parkinson se basa en el interrogatorio y en el examen físico del paciente y los estudios complementarios que, en general, se usan para descartar otras patologías.

En la actualidad, el tratamiento está enfocado en el control de los síntomas y lograr retrasar la evolución de la enfermedad, motivo por el cual la detección temprana es muy importante.