Detuvieron anoche a Germán Kammerath

El exintendente de Córdoba está condenado por negociaciones incompatibles con la función pública durante 1999 y 2003. La palabra de Luis Juez en La Mañana del C.
El exintendente de Córdoba está condenado por negociaciones incompatibles con la función pública durante 1999 y 2003. La palabra de Luis Juez en La Mañana del C.

Este jueves por la noche, alrededor de las 23 horas, quedó detenido el exintendente cordobés Germán Kammerath en el marco de la causa "Radioaviso". Bajo resolución de la Corte Suprema de Justicia y por orden de la camarista Inés Lucero, el exfuncionario fue apresado.

En 2015, Kammerath, fue condenado por negociaciones incompatibles con la función pública. Fue encontrado culpable por contratar irregularmente a la empresa de un familiar para que hiciese el seguimiento satelital de la flota de vehículos municipales. Seis años más tarde, la Corte Suprema de Justicia dejó firme la sentencia a tres años y medio de cárcel, aunque Kammerath puede solicitar prisión domiciliaria.

Se trata de la causa “Radioaviso”, en la que condenaron al exintendente por negociaciones incompatibles con la función pública durante su gestión en el Palacio 6 de Julio. Su excuñado y exgerente de Control de la Comisión Nacional de Comunicaciones, Marcos Aurelio Álvarez, fue el beneficiario de esta contratación del servicio.

El exintendente de la Capital -1999 y 2003- y vicegobernador de Córdoba –julio y diciembre de 1999- fue denunciado por quien luego fue su sucesor, Luis Juez, en el 2000. Recién en 2003 comenzó a investigarse y en 2006 se elevó a juicio. Aunque recién en 2015 inició el proceso oral.

Este viernes Luis Juez habló de la detención a Germán Kammerath en La Mañana del C. El político criticó a la Justicia y reiteró su propósito de luchar contra la corrupción.

"Este es un país que tiene instituciones muy malas, pero la de la Justicia es la peor". Y agregó: Te queda una satisfacción muy limitada, porque uno espera que la Justicia actúe a tiempo, con celeridad.

Sin embargo, reconoció que en lo personal, la detención de el exfuncionario cordobés, le da una "satisfacción muy grande, porque significa que la Corte Suprema diga que Luis Juez tenía razón"