Después de 20 años de crianza un matrimonio obtuvo la adopción plena de su hija

Ocurrió en Bell Ville, un juez le concedió la adopción plena de una joven mayor de edad, que vive con ellos desde pequeña.
Ocurrió en Bell Ville, un juez le concedió la adopción plena de una joven mayor de edad, que vive con ellos desde pequeña.

El Juzgado en lo Civil y Comercial de 3° Nominación de la ciudad de Bell Ville, a cargo del juez Eduardo Pedro Bruera hizo lugar al pedido de un matrimonio y le concedió la adopción plena de una joven mayor de edad, que vive con ellos desde que tiene cinco años.

El juez afirmó que si bien la adopción tiene como objetivo la protección de niñas, niños y adolescentes, también puede aplicarse en determinados casos a personas mayores de edad cuando se cumple con el requisito de “posesión de estado de hijo” en el grupo familiar mientras la persona es todavía menor de edad.

El tribunal consideró que la única manera de resguardar el derecho de la joven de ser parte y disfrutar plenamente de su familia, es teniendo una filiación que se condiga con su identidad lo cual solo es posible “haciendo lugar a la demanda de adopción”.

Finalmente, el juez Bruera ordenó modificar el apellido de origen de la joven e inscribirla de la siguiente manera: en primer lugar, el apellido del adoptante y, en segundo lugar, el de origen con el cual es reconocida.