Despidieron los restos del joven asesinado

Los padres del joven de 19 años que fue asesinado a golpes el pasado sábado a la salida de un boliche de la localidad bonaerense de Villa Gesell, hecho por el que fueron detenidos once jóvenes oriundos de la ciudad de Zárate, volvieron a pedir justicia y adelantaron que se presentarán como querellantes en la causa.

"Se va a hacer justicia por mi hijo, él no se merecía esto, ni ninguna persona", dijo esta mañana Graciela, la madre de Fernando Báez Sosa (19), en diálogo con la prensa en la puerta de la casa velatoria Escalada, donde se encuentran despidiendo los restos del joven.

Silvino, el padre del joven asesinado, consideró que la investigación se está desarrollando "bastante bien" y que próximamente él y su esposa contratarán un abogado que los represente para participar de la causa como querellantes.