Demandaron a Kim Kardashian y Floyd Mayweather Jr

Se los acusa de promocionar una criptomoneda usada en un supuesto esquema de estafa.
Se los acusa de promocionar una criptomoneda usada en un supuesto esquema de estafa.

La modelo Kim Kardashian y el exboxeador Floyd Mayweather Jr., han sido demandados por un grupo de inversores de formar parte de una estafa. Según los demandantes ambos promocionaron de forma engañosa una criptomoneda para aumentar su valor, y después beneficiarse de su venta, una práctica conocida como 'pump and dump'.

Los demandantes acusan a los creadores de la criptomoneda EtherumMax, de promocionar la divisa a través de las redes, de diversos eventos, con la ayuda de estas celebridades, con el objetivo de inflar el precio de las mismas, y venderlas una vez que su valor aumentó. Es decir, con estos procedimientos se anima a los posibles clientes a invertir de forma rápida y masiva en una criptodivisa que sea poco conocida, de esta manera su precio se hincha y, cuando ha subido mucho, los más rápidos la revenden, lo que hace que su valor se hunda muy rápido y que por tanto el resto de compradores pierdan buena parte de su dinero.

De acuerdo al documento presentado por la querella el 7 de enero ante una corte federal en el estado de California (EE.UU.), EthereumMax comenzó a cotizar el 16 de mayo de 2021 con un volumen de transacciones de 16,1 millones de dólares y un precio de 0,00000006 dólares por unidad; sin embargo, después de que los famosos la promocionaran, esta alcanzó un máximo histórico de 0,000000863 dólares por unidad, un aumento del 1.370 % de su valor inicial. Además, la criptomoneda cerró el mes con un volumen de transacciones superior a los 100 millones de dólares, un aumento del 632 % en solo dos semanas.

Tras alcanzar su máxima cotización, ambas celebridades junto con los desarrolladores de la divisa, aprovecharon el periodo relevante para vender sus 'tokens', obteniendo beneficios sustanciales. No obstante, al saturar el mercado, el precio de la moneda se desplomó en tan solo unos días, llegando a cotizar a mediados de julio en 0,000000017 dólares por unidad, una caída del 98 %.

Ante esta situación, los demandantes piden una compensación económica por los daños y perjuicios causados por la supuesta estafa.

Fuente: RT