Declaró Julio César Suárez

El excomisario negó las versiones del ex jefe de la Policía provincial, César Eduardo Almada y del subjefe, Carlos Galbucera, sobre su ausencia durante el acuartelamiento policial de 2013.

"El 3 de diciembre fui convocado a una reunión donde estaba el jefe Almada, la ministra (Alejandra) Monteoliva y el jefe de Gabinete de ministros, Oscar González", remarcó Suárez.

Posteriormente, negó haberse ausentado durante los hechos: "Trabajé desde las 2 de la mañana de la reunión, trabajé todo el día martes a la noche, miércoles a la madrugada y a las 13 del jueves almorcé con el estado mayor, el miércoles a la noche pasé por la casa de mi hija y con la autorización de Galbucera me volvía a Rumipal", publica La Nueva Mañana citando las declaraciones.

Dijo que tampoco se plegó a la protesta de los uniformados y que salió a patrullar. Aseguró que  algunos móviles eran amenazados y hasta que cortaron la radio para que no pudieran ir a los llamados de auxilio en distintos puntos de la ciudad de Córdoba, según informó Cadena 3.

Finalmente, Suárez declaró que "posiblemente había gente de Buenos Aires queriendo incitar aquí este conflicto que finalmente terminó con los saqueos". Esa información se la habría brindado López, uno de los policías que investigó los saqueos.

Fuente: La Nueva Mañana y Cadena 3