Córdoba definió el protocolo de prevención Covid-19 para escuelas

Se elimina el sistema de burbujas, y es importante el buen uso del barbijo, la higiene de manos, así como disponer de espacios limpios y ventilados.
Se elimina el sistema de burbujas, y es importante el buen uso del barbijo, la higiene de manos, así como disponer de espacios limpios y ventilados.

El Gobierno de la Provincia de Córdoba oficializó esta tarde, el Protocolo de Prevención del COVID-19 en escuelas de los tres niveles de la educación general obligatoria, que tendrá como objetivo garantizar la presencialidad plena de niñas, niños y jóvenes en todas las escuelas de la provincia de Córdoba, tanto públicas como privadas, durante el Ciclo Lectivo 2022.

El regreso a las aulas en estas condiciones es posible gracias al avance de la campaña de vacunación contra el COVID-19, a la dinámica y favorable situación epidemiológica actual y al trabajo conjunto entre los equipos técnicos de los ministerios de Salud y Educación con el aporte de las sociedades científicas, que elaboraron el documento como herramienta de información y recomendación para los equipos docentes y directivos escolares y para la comunidad educativa en su conjunto.

Este protocolo establece que para la presencialidad plena se elimina el sistema de burbujas, lo que implica que la dinámica escolar regresará a la normalidad cumpliendo la totalidad de la jornada.

Los puntos más importantes:

Vacunación: La escuela deberá recabar información sobre la vacunación contra el COVID-19 y del resto del calendario de vacunación de toda la comunidad educativa al solo efecto de que, ante la ocurrencia de un caso, puedan tomarse las medidas de aislamiento tal como lo indica la autoridad sanitaria.

Barbijo: El barbijo continúa siendo de uso obligatorio para toda persona que ingrese a la institución educativa y debe utilizarse de forma permanente durante la jornada escolar. El mismo deberá colocarse tapando nariz, boca y mentón con un ajuste adecuado, de tal manera que no se desplace en el rostro.

Para estudiantes, su uso será obligatorio a partir de los 6 años. Se recomienda barbijo de al menos tres capas, y cambiarlo por rotura, humedad o suciedad. Solo puede retirarse momentáneamente para ingerir bebidas o alimentos.

Ventilación: La ventilación de los espacios escolares, preferentemente y de ser posible, deberá ser cruzada, continua y distribuida. El objetivo es disminuir la concentración de posibles aerosoles contaminados, de esta forma se reduce el riesgo de contagiar y contagiarse. Para realizar una correcta ventilación de espacios será necesaria la apertura de ventanas y puertas, con un mínimo de al menos cinco centímetros, de manera permanente.

Saneamiento e higiene de manos: Se deberá continuar con las medidas de limpieza y desinfección de las escuelas usando agua lavandina con la técnica habitual y de manera periódica.

En cuanto a la higiene de manoscomo se mencionó anteriormente, la principal vía de contagio de COVID-19 es por aerosoles, y aunque se ha comprobado científicamente que la transmisión por objetos contaminados es poco común, es posible. Por eso es fundamental realizar el lavado de manos de manera frecuente. Para ello, se deberá disponer continuamente de jabón, preferentemente en forma líquida, alcohol en gel o dispenser con solución de alcohol al 70%.

Testeo: Si algún integrante de la comunidad educativa presenta síntomas compatibles con coronavirus, solo podrá regresar al establecimiento con un test negativo y asintomático dentro de las últimas 24 horas, según la Guía de Actuación del Ministerio de Salud. En caso de no poder concurrir a un centro de testeo, se le proveerá de un autotest.

Para aquellos docentes y no docentes que no completaron su esquema de vacunación o por decisión propia han optado por no vacunarse contra el COVID-19, se encuentra en plena vigencia la Resolución 78/2021 de la secretaría General de la Gobernación que dispone la presentación de un test de diagnóstico negativo SARS-CoV 2, efectuado en los últimos siete días –renovable mientras dure la prestación– a los fines de poder ingresar a su lugar de trabajo. De no cumplir el agente esta obligación, las inasistencias se considerarán injustificadas.