Córdoba: aíslan preventivamente a una jueza por coronavirus

La cámara segunda del Crimen de Córdoba suspendió el inicio de un juicio que debía ser presidido por la jueza Mónica Traballini, ya que debió ser aislada preventivamente en cumplimiento del protocolo por el coronavirus. La magistrada regresó en las últimas horas a Córdoba desde Panamá adonde había sido invitada a dar una conferencia y tras hacerse un examen en el departamento de medicina laboral, fue derivada a su domicilio donde deberá permanecer durante los próximos 14 días en observación, de acuerdo a lo que estipula el protocolo respecto de posibles contagios de Covid-19.

"Traballini fue invitada a dar una conferencia a Panamá al retornar sus tareas, por una resolución del Poder Judicial y en el marco de una medida del Ministerio de Trabajo, todas las personas que vienen del exterior deben pasar por la oficina de Medicina Laboral. Cuando se hizo presente, fue enviada a su domicilio a los fines de determinar si en 14 días presenta síntomas de coronavirus", aseguró la jueza Inés Lucero a Radio Universidad.

El juicio que debía comenzar este lunes juzgará durante sus audiencias la presunta comisión de delitos en el cobro de fotomultas en Estación General Paz entre 2008 y 2010 donde podría demostrarse la falsificación de actas y la eventual connivencia entre las autoridades de la comuna y la empresa contratada para implementar el sistema de fotomultas.