Condenaron a perpetua al violador y asesino de Abril Sosa

Daniel Alberto Ludueña (34) fue condenado a cadena perpetua por la violación y el asesinato de Abril Alejandra Sosa (4), un espantoso crimen que sucedió el 13 de enero de 2018. Ludueña, que era vecino de la niña y de sus padres, fue juzgado en la Cámara 2ª del Crimen de Córdoba por un jurado popular, en un juicio abreviado. El asesino y violador solía ir a menudo a la casa de la familia Sosa, en barrio General Bustos, de Córdoba. La noche del 13 de enero de 2018, Ludueña, que era pintor y changarín, engañó a la niña para que fuera a la pensión donde vivía. Allí, el hombre habría abusado de ella, la habría estrangulado y ocultado su cuerpo en un bolso que dejó debajo de la cama.

El mismo Ludueña participó de la búsqueda de los padres desesperados. Luego, tomó un remís y llevó el bolso hasta un baldío de Alta Córdoba. Luego de 40 horas de búsqueda, que incluyeron sospechas sobre la familia y una golpiza policial al padre -solo por su condición económica-, los padres de la niña -Mayra Sidra y Cristian Sosa– apuntaron a Ludueña, confeso adicto, quien solía acosar a otra de las hermanitas de Abril. En un interrogatorio, Ludueña confesó el crimen.