"Con las tasas de interés tan bajas es más fácil renegociar la deuda"