Comunidades originarias denunciaron persecusión

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir difundió un comunicado en que denuncian "feminicidios y genocidios" relacionados con el "Estado patriarcal y todas sus instituciones" y su poca tolerancia.

Según la agrupación, se niegan constantemente sus formas de vivir y sus culturas. Además, aseguraron que se difaman sus costumbres, sus medicinas e incluso crean un "un montaje policial" para poder castigarlas.

Este es el comunicado completo difundido por el movimiento:

“Como Movimiento de Mujeres indígenas por el Buen vivir, queremos denunciar los Feminicidios y Genocidios en las comunidades Indígenas de las 36 Naciones Originarias, hechos que se vinculan directamente con el accionar del estado patriarcal y todas sus instituciones.

Este accionar genocida sobre los pueblos indígenas continúa con otro mecanismo como la implementación de las armas químicas, donde las multinacionales farmacéuticas en complicidad con el Estado, experimentan con personas en situación de vulnerabilidad social, un ejemplo es la aplicación de vacunas en niñes en la provincia de Santiago del Estero que han generado muertes como consecuencia de esta práctica. Este hecho aberrante sucedió hace unos años, pero fue visibilizado recientemente, lo que deja en evidencia cómo los medios masivos de comunicación actúan arbitrariamente de acuerdo a los intereses económicos de estas empresas.

Las comunidades indígenas tenemos nuestra medicina tradicional ancestral, que nos permite superar las distintos sufrimientos que padecemos, tanto fìsico como espiritual. Se difama constantemente nuestro saber sobre las plantas, estigmatizando a nuestras Machis, creando un montaje policial para poder encarcelarlas como respuesta de ensañamiento y venganza por ser ellas defensoras de los territorios ancestrales.

La opresión sistemática hace que las mujeres indígenas seamos asesinadas, perseguidas y/o procesadas judicialmente por defender nuestro cuerpos y territorios contra este sistema basado en una lógica Racista y Xenofóbica que niega la existencia de otras formas de vida, de otras culturas, de otro modo de ver el mundo. Nuestros territorios son asesinados por las empresas extractivistas que los militarizan con la complicidad del Estado.

Esta imposición genera una situación de extrema pobreza sobre nuestras Naciones focalizando la violencia en las Mujeres y niñes como lo sucedido en Bermejito, en la provincia de Chaco, donde el coordinador del Centro Mandela de Derechos Humanos Rolando Nuñez, denunció abusos sexuales a mujeres de dicha comunidad por parte del personal del Ejército Argentino a cambio de entrega de bolsones de comida.

Así mismo se vienen produciendo desapariciones forzadas de Mujeres y Niñes que son cautivadas por redes de trata de personas y por redes de tráfico de órganos, situación que viven a diario las hermanas que pertenecen a las comunidades fronterizas del Norte. Este sometimiento es silenciado y naturalizado por la sociedad y avalado por la justicia occidental europea, que es funcional a los intereses de los grupos económicos, donde las autoridades del poder judicial son responsables de dejar impunes a quienes cometen los crímenes y de perseguir y encarcelar a gente inocente.

El colonialismo pretende borrar de nuestras memorias quienes éramos: Naciones con una forma de vida autosustentable, recíprocas con la naturaleza y de respeto a la diversidad de gèneros.

Hoy 3 de junio las Mujeres decimos
No más Feminicidios, Transfemicidios, Travesticidios y Disidencias Asesinadas.
Si!!!! A la libre determinación de nuestros cuerpos, a la libre determinación de nuestros territorios, a la libre determinación de nuestros Pueblos!!"