¿Cómo se abordan los trastornos de la conducta alimentaria?

Estos trastornos hacen referencia a la alteración de comportamientos alimentarios y se originan por factores biológicos, psicológicos y socioculturales.
Estos trastornos hacen referencia a la alteración de comportamientos alimentarios y se originan por factores biológicos, psicológicos y socioculturales.

El 30 de noviembre es el Día internacional de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), cuyo objetivo es visibilizar la temática para la detección de casos y la búsqueda de ayuda profesional de manera oportuna.

Los TCA hacen referencia a la alteración de comportamientos alimentarios, que son aquellos vinculados al acto de comer, y también a la percepción de la forma y el peso corporal. Los más conocidos son la anorexia y la bulimia nerviosa, y además existen trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos no especificados, atracones, Pica, trastornos por rumiación, entre otros.

Los diferentes tipos se originan por una diversidad de factores biológicos, psicológicos y socioculturales. En los tratamientos es necesaria la participación de distintas disciplinas, un abordaje integral entre médicos clínicos, nutricionistas, psicólogos y psiquiatras, entre otros profesionales.

Un factor determinante en el origen de este problema es la promoción de ideales de belleza en los discursos y prácticas sociales, generalmente a través de los medios masivos de comunicación y las redes sociales.

Yamila Reviglio, referente del Programa de Trastornos de la conducta alimentaria y de la nutrición, resalta: “La idea de éxito está vinculada a una imagen estereotipada, y muchas veces, comentarios o dichos con respecto a nuestro cuerpo son naturalizados por nuestros pares y nuestro entorno. Por eso trabajamos en la psicoeducación, tanto de los y las jóvenes, como con su grupo de apoyo o entorno.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ubica a los TCA entre las enfermedades mentales de prioridad para niños, niñas y adolescentes, dado el riesgo para la salud que implican. Algunas de las principales manifestaciones de estos trastornos son: la preocupación extrema por la alimentación; sentimiento de culpa luego de comeringerir de manera descontroladaverse con sobrepeso, aun cuando se tiene un bajo peso; cambios frecuentes de carácter y aislamiento, realizar actividad física de manera excesiva, o esconder el cuerpo.

Para el abordaje de estas afecciones, la referente aclara: “Tiene mucha importancia el rol del núcleo familiar y el entorno. No hay que asustarse, sino acercarse a pedir información. Hay muchos factores que influyen en esta enfermedad y por eso es tan importante el abordaje integral y el diagnóstico diferencial”.

En Argentina, la ley 26.396 protege el derecho a asistir a un tratamiento integral, inclusive a través de obras sociales.

Programa de Trastornos de la Conducta de la Alimentación y de la Nutrición

En la Casa del Joven, dependiente de la Secretaría de Salud Mental, funciona el Programa Trastornos de la Conducta de la Alimentación y de la Nutrición, destinado a jóvenes de 14 a 20 años de edad, inclusive.

Este espacio brinda asistencia ambulatoria tanto psicológica como psiquiátrica, con un abordaje terapéutico individual y grupal para jóvenes, y para padres o adultos responsables. Además, se trabaja en articulación con otras instituciones de la red de salud para su valoración y controles clínicos.

Para más información, acercarse a la Casa del Joven, Américo Vespucio 102 esq. León Morra, Barrio Juniors (Córdoba Capital), comunicarse telefónicamente al0351-4341154/2431 o por correo [email protected].

Lee también: 30 mil pacientes en riesgo: hay faltante de insumos importados para diálisis

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist