Comienza el juicio del policía que violó a una joven en Ciudad Universitaria

En agosto de 2019 el uniformado extorsionó a la pareja que estaba estacionada en un auto y sometió a la mujer bajo amenazas.
En agosto de 2019 el uniformado extorsionó a la pareja que estaba estacionada en un auto y sometió a la mujer bajo amenazas.

Este martes, está previsto que se realice un juicio abreviado en la Cámara Séptima del Crimen, al policía acusado de abusar sexualmente de una joven en Ciudad Universitaria.

El hecho ocurrió en agosto de 2019, y según la acusación, el uniformado extorsionó a una pareja que estaba estacionada en un auto en ese sector. Fue entonces que sometió a la joven bajo la amenaza de que en caso contrario los iba a detener.

La pareja radicó la denuncia al otro día y a través de una cámara de seguridad de la cercana Facultad de Ciencias Agropecuarias que registró toda la secuencia se apuntaló la investigación que ahora llega a juicio.

El acusado, que permanece en prisión, es el policía Maximiliano Ezequiel Mansilla Villarreal, que tenía 20 años cuando ocurrió el episodio y realizaba custodia en la zona de Ciudad Universitaria. 

La acusación en su contra es por “abuso sexual con acceso carnal calificado por ser cometido por personal miembro de una fuerza de seguridad, en ejercicio de sus funciones”. Se enfrenta a una pena de entre ocho y 20 años de cárcel, en caso de ser encontrado culpable.

Carlos Nayi, abogado de la víctima, señaló en Arriba Córdoba que el policía "controlaba y monitoreaba de manera prácticamente premeditada” la situación y agregó que “se tomó el arma y se acercó”. Según el defensor, en el lugar el agresor le indicó al joven que se le alejaray “terminó cazando y depredando” a la mujer.

"Es por eso que la querella aspira la máxima sanción. No solo el hecho es grave sino que institucionalmente es grave, lo cometió un hombre de la fuerza, los que nos deben cuidar", explicó el abogado. Y concluyó: "Las pruebas terminaron corroborando que el hecho existió de la manera en la que relató la víctima".

Fuente: La Nueva Mañana y El Doce