Cocaína envenenada: ya son 17 los muertos y 56 los internados

Tanto las víctimas fatales como las personas internadas habrían comprado la droga en un mismo barrio del partido bonaerense de Tres de Febrero.
Tanto las víctimas fatales como las personas internadas habrían comprado la droga en un mismo barrio del partido bonaerense de Tres de Febrero.

Al menos 17 personas murieron en las últimas horas mientras que otras 56 se encuentran internadas en grave estado tras consumir cocaína adulterada en el partido bonaerense de Hurlingham y otros puntos del conurbano.

Según se informó oficialmente, seis personas murieron en el hospital de Hurlingham, dos en el de Tres de Febrero y dos en el Castex, mientras que tres murieron en sus domicilios del partido de Hurlingham y otras tres en el de San Martin.

La policía realizó una serie de allanamientos en la zona de donde habría salido la droga, con un saldo provisorio de catorce detenidos.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, advirtió hoy que quienes compraron cocaína en estas últimas 24 horas "tienen que descartarla" porque existe el riesgo de que haya sido adulterada y en diálogo con el canal de noticias TN dijo que aún se conoce qué podría contener la droga.

Fuentes policiales habían informado sobre las primeras cuatro muertes de cuatro hombres "por intoxicación con cocaína" y dieron a conocer sus nombres: Hernán Castro, de 45 años, Martín López, de 36, Dino Melgarejo, de 33, y Fernando Yacante, cuya edad no trascendió.

Luego, se informó que Gastón Ezequiel Suárez, de 27 años, fue encontrado fallecido en su domicilio de Hurlingham; mientras que Noelia Sabala,  de 28,  fue hallada muerta en Villa Club, también de Hurlingham, y que León Buera, de 21, murió tras ingresar al Hospital San Bernardino con los mismos síntomas de intoxicación.

Mientras, en el partido de San Martín, dos de las personas fallecidas fueron identificadas como  Daniel Vivas, de 28 años, y Damián Guzmán, de 50.

Se informó que las personas se encuentran internadas en el Hospital San Bernardino de Hurlingham, otras en los centros de salud Papa Francisco (de la misma localidad bonaerense) y Bocalandro, de Tres de Febrero, y también en el Hospital Eva Perón de San Martín.