Clausuraron la clínica de Cristina Sciales, la esteticista de los famosos

Atendía a Florencia Peña, Nicole Neumann, Teresa Calandra y varias figuras más. Le encontraron medicamentos vencidos y algunos usados que no habían sido descartados.
Atendía a Florencia Peña, Nicole Neumann, Teresa Calandra y varias figuras más. Le encontraron medicamentos vencidos y algunos usados que no habían sido descartados.

Cristina Sciales es una persona muy conocida en el mundo del espectáculo. Atendió a varios famosos, que luego la recomendaron en las redes sociales, pero ahora su nombre quedó manchado con una inspección que tuvo como desenlace la clausura de su centro de estética ubicado en Callao al 1000.

En Los ángeles de la mañana aseguraron que en el lugar se encontró un gran lote de fármacos truchos y vencidos. Desde la fiscalía indicaron que la clínica no estaba habilitada y que no había ninguna médica responsable. Solo dieron con una mujer que no contaba con la documentación correspondiente para trabajar allí.

Algunas de las figuras que confían en Cristina Sciales son Florencia Peña, Nicole Neumann, Julieta Ortega y Teresa Calandra, que no emitieron palabra sobre el episodio. La que sí habló fue la protagonista del escándalo, que se atajó diciendo que no se trató de un allanamiento, como indicaron en el programa de Ángel De Brito.

“Vinieron cinco tipos con una sobreactuación muy grande, terrible. Me sentí muy humillada y muy mal. Yo me enfermé hace 15 días y el viernes, que fue el último día que atendí, dejé todo como estaba. Había agujas, pedí que nadie tocara nada. Pero ellos lo encontraron y lo pusieron en el informe. Buscaban cosas que no había. Por ejemplo, faltaba la tapa de una térmica que habíamos arreglado y también lo anotaron”, comenzó diciendo en LAM.

Luego, agregó: “No se llevaron nada, simplemente lo clausuraron para que le agregue el cartel de ‘EXIT’ -salida- y los matafuegos. Lo de los medicamentos vencidos fue una negligencia mía. Eran aminoácidos, proteínas… Lo que pasa es que las chicas -sus empleadas- tenían la mala costumbre de guardarlos en una caja para luego hacer el pedido. Yo soy la única médica y tengo dos consultorios habilitados por salud pública”.

Por último, remarcó que cuando recibió el llamado para avisarle que le estaban haciendo una inspección se puso muy mal, ya que se encontraba en el médico por un problema de salud. “No suelo ganar enemigos. Cuando hay gente que no está conforme con el trabajo -que puede pasar porque no soy perfecta- se los vuelvo a hacer. Soy obsesiva y competitiva conmigo misma. Tengo entendido que la denuncia vino de parte de un gran laboratorio de las famosas pastillas IP2 para adelgazar. Yo las vendo y aconsejo además el té verde, capaz eso no les gustó. En Brasil vi que lo hacen. La imagen de este producto siempre fue Florencia Peña, y ella genera envidias”, concluyó involucrando a la actriz.

Clausuraron la clínica de Cristina Sciales, la esteticista de los famosos • Canal C