Cayó un 1,2% la venta de Reyes Magos

Si bien los comercios minoristas apuntaban con positivismo a repuntar sus ventas durante la época de Reyes Magos, un relevamiento elaborado por la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) y sus Cámaras y Centros Comerciales adheridos en la provincia indicó que estas ventas sufrieron una caída del 1,2% respecto de la misma fecha del año anterior.

Vale recordar que en 2020, las ventas ya habían experimentado una retracción del 2,5%, respecto al año anterior. “La pérdida del poder adquisitivo de los salarios sumada a la incertidumbre reinante, tanto en materia macroeconómica como sanitaria debido a la pandemia de coronavirus, mantiene a las familias cautas a la hora de decidir gastos o consumos”explicó al respecto la Secretaria General de Fedecom, contadora Cecilia Pérez Contreras.

“Por eso los rubros que mejor desempeño mostraron son los que tienen que ver con consumos ‘necesarios’ por llamarlos de alguna manera”, señaló Pérez Contreras.

Leer más: En picada: las pymes vendieron un 22,3% menos en todo el 2020

La dirigente empresarial hizo referencia así al resultado de los diez rubros relevados por la entidad, que exhibieron las siguientes variaciones en relación a las cantidades vendidas:

  • Artículos de computación, electrónicos y celulares (-5,3%);
  • Artículos de librería y accesorios escolares (-4,5%);
  • Artículos e indumentaria deportiva (1,8%)
  • Calzados (2,6%);
  • Indumentaria y ropa interior (5,2%);
  • Instrumentos musicales (-14,9%);
  • Juguetería y rodados (-1,4%);
  • Libros para niños y adolescentes (-3,8%);
  • Perfumería (-4,2%);
  • Videojuegos, consolas y accesorios (-12,5%).

Finalmente, el informe del Departamento de Estadísticas reveló que el valor del ticket promedio se ubicó en $1.680, y que el 74% de las operaciones se realizaron con tarjetas de crédito y el 26% restante en efectivo.

La alta proporción de ventas con tarjeta de crédito refuerza lo que mencionamos de la pérdida del poder adquisitivo, mencionó Pérez Contreras al tiempo que destacó que la caída en las ventas minoristas también se debe al crecimiento exponencial de la venta informal –callejera o en ferias- y la falta de controles por parte de los organismos correspondientes.