Caso Joaquín Paredes: testigos del caso denuncian hostigamiento policial

Uno de los jóvenes que presenció el crimen ya pasó por seis allanamientos en su domicilio, todos con resultados negativos. El homicidio fue hace ya 9 meses en Paso Viejo.
Uno de los jóvenes que presenció el crimen ya pasó por seis allanamientos en su domicilio, todos con resultados negativos. El homicidio fue hace ya 9 meses en Paso Viejo.

A nueve meses del asesinato de Joaquín Paredes en la localidad de Paso Viejo, cerca de Cruz del Eje, la comunidad sigue pidiendo justicia y el cambio de carátula en la causa, a la vez que denuncia hostigamiento a los jóvenes que acompañaban esa noche al joven de 15 años asesinado por los disparos de efectivos policiales.

“Los chicos que estaban con Joaquín esa noche en la que iban a un cumpleaños están sufriendo el hostigamiento y persecución de la policía. La semana pasada denunciamos un nuevo allanamiento a unos de los que nosotros llamamos los sobrevivientes, porque resultó herido esa noche”, relató Leticia, una de las integrante de “Justicia por Joaquín Paredes”, quien confirmó que las pericias realizada hace pocos días confirmaron que fueron 112 los proyectiles disparados por la Policía.  

“Es un abuso lo que están haciendo con esta familia”, aseguró. Además, expresó que cinco de los policías que resultaron presos primero y luego fueron liberados viven en el pueblo o en la zona, lo que genera roces y malestares de modo casi constante.

Leer más: Crimen Joaquín Paredes: liberaron a otro de los policías acusados

“La están pasado mal. Primero porque les dicen que quienes debieran haber muerto eran ellos y no Joaquín, y por el otro porque se los acusa todo el tiempo de cualquier delito y les allanan la casa. Ya van seis allanamientos y siempre se llevan algo: un buzo, un pantalón y ahora las únicas zapatillas que tenía uno de ellos”, señaló la vecina.

“Hace unos meses los apuntaron como los responsables del robo de una motosierra. Fue la policía a buscarlos y los chicos estaban de viaje hacía días. La Policía está ensañada con esta familia”, insistió.

“Nosotros principalmente lo que decimos es que tienen que haber cambio de carátula en la causa. Por dos cosas: por un lado, por lo complicado y violento que es cruzarse con estos policías que están libres en la calle; y por el otro, porque decimos que desde la cúpula policial se está cubriendo a estos policías como sucedió ese día”, reclamó.

“Lo primero que salieron a decir es que hubo un enfrentamiento entre vecinos y que ellos rompieron la comisaría. Se lavaron las manos, y el termotest les dio negativo. Pero después se comprobó que se dispararon 112 balas esa noche… ¿y ninguno de los policías tenían pólvora en las manos y en la ropa?”, insistió la mujer.

Además, contó que se realizó hace un mes una pericia y escaneo en la plaza del pueblo, donde se comprobó la cantidad de balas que se dispararon esa noche. “Nos explicaba el abogado que es un proceso largo, porque tienen que comparar toda la información que tienen con este escaneo o inspección que hicieron de la zona donde se sucedieron los hechos esa noche”, indicó la vecina, quien aseveró que la comunidad continúa pidiendo Justicia por Joaquín y se encuentra en alerta ante el hostigamiento a testigos y familiares.

Fuente: La Nueva Mañana