Caso Franco Amaya: "Fue una ejecución a sangre fría"

Este jueves comenzó el proceso judicial por el asesinato de Franco Amaya. El joven de 18 años falleció el 22 de febrero del año pasado, durante un control vehicular. Los resultados de la autopsia revelaron que la muerte fue a causa de un disparo a quemarropa, a menos de 50 centímetros.

Hoy, Petete recibió en el piso de Futuro Imperfecto a la madre de Franco, Laura del Valle Cortéz y al abogado Carlos Nayi.

El letrado fue contundente al decir que para ellos en el caso "no hay que hablar de gatillo fácil, fue una ejecución a sangre fría" ya que el disparo fue a menos de 50 centímetros y sin argumento alguno.

Nayi, contó que el oficial Rodrigo Maximiliano Velardo Bustos (quien habría ejecutado el disparo) formaba parte de la fuerza desde hacía 6 meses y que presentaba 86 gramos de alcohol en sangre. El otro policía imputado, José Ezequiel Villagra, registró 81 gramos en sus venas.

"La querella pide prisión perpetua para empezar a construir un poco de justicia, y una señal muy clara para tiene el deber de controlar y vigilar", cerró el abogado.

La madre de Franco contó que la "mataron en vida" y que le resultó muy difícil llegar hasta acá. Madre de dos hijos, Laura del Valle Cortéz se quebró durante la entrevista.

El hecho, ocurrió el el 22 de febrero del año pasado en la intersección de la calle Los Gigantes y la avenida Alem. Según dijeron los invitados, el control policial era un "mamarracho".

Mirá la entrevista completa: