Casa del horror: los jóvenes acusados de asesinar a las 2 hermanas son inimputables

A dos meses del hallazgo de los cuerpos de las mujeres en un viejo aljibe de barrio Autódromo, en Córdoba, la causa dio un fuerte giro a partir de las últimas pericias. Esto significa que los acusados, Esteban (24) e Ismael (21) Castro, no irán a prisión.
A dos meses del hallazgo de los cuerpos de las mujeres en un viejo aljibe de barrio Autódromo, en Córdoba, la causa dio un fuerte giro a partir de las últimas pericias. Esto significa que los acusados, Esteban (24) e Ismael (21) Castro, no irán a prisión.

La tarde del 3 de Octubre de este año, Córdoba se estremecía ante la espeluznante noticia del hallazgo de los cadáveres de las hermanas castro en el interior de un viejo aljibe de una casa de barrio Autódromo. Hoy, a casi dos meses, del suceso se estableció que los tres jóvenes detenidos por el doble crimen ocurrido en el noroeste de la ciudad, son inimputables.

Los jóvenes Ismael Castro (20) y Esteban Castro (24), y a una adolescente de 17 años familiar de ellos s se encuentran acusados por los asesinatos de Esther Castro, de 41 años, y Sara Castro, de 39, quienes serían madre y tía de dos de ellos. Las imputaciones eran por doble homicidio calificado.

Pero en las últimas horas, la causa dio un giro de 360 grados. La Unidad Judicial de Homicidios con conocimiento e intervención de la Fiscalía de Género y Violencia Familiar del cuarto turno completó las autopsias a los cuerpos de las víctimas. Ambas mujeres fueron asesinadas a golpes. Sus cuerpos fueron hallados en octubre en el interior de un pozo de 60 metros construido en el patio de la casa.

Por otra parte, los investigadores avanzaron con las pericias interdisciplinarias a los sospechosos. Los estudios determinaron que al momento del hecho "no habrían podido comprender sus actos ni dirigir sus acciones". A partir de los diferentes peritajes, las autoridades pertinentes llegaron a la conclusión de que los acusados son inimputables.

Luego de las pericias interdisciplinarias, los dos mayores fueron trasladados para su internación a un establecimiento de salud mental, mientras que la menor fue derivada al Organismo de Protección de Derechos de la Secretaría de Niñez Adolescencia y Familia (SENAF).