Carrió: "Nos van a sacar muertos de Olivos"

La diputada de Juntos por el Cambio, Elisa "Lilita", dijo que el Gobierno de Mauricio Macri no se va a ir sin oponer resistencia. "A nosotros no nos van a sacar de Olivos los que nos quieren mover, ¡nos van a sacar muertos, pero no mientras estemos de pie!", gritó en el CCK este jueves, durante la reunión de gabinete ampliado. Y le pidió a Macri: "Presidente, no se mueva de donde está, hay que atravesar las tormentas, pero no hay que quererlas enfrentarlas con los lobbys que quieren cambios todos los días". Asimismo, atacó a los votantes de otras fuerzas políticas: "Es cómodo ser esclavo", dijo. "Yo no estoy enojada. Simplemente le digo al pueblo argentino que no vote ladrones. Porque le van a robar", dijo.

En un discurso que abundó en metáforas bíblicas, la legisladora dijo que "la libertad y la dignidad no se consiguen con un cambio de gobierno". "Desde Adán y Eva, la verdadera libertad se consigue con trabajo". "No hay magia", remató.

Luego, dio un mensaje a los bonaerenses: "Yo sé que les tienen miedo a los grupos narcos que están controlando ahí, pero vamos a poner a Gendarmería, para que la gente no tenga miedo de votar a María Eugenia". Sin embargo, y también haciendo caso omiso a sus propias denuncias de fraude, pidió "aceptar el resultado". "Hay que modificar el resultado". "Como le dije a Marcos Peña, en agosto íbamos a tener una caída y en octubre les ganamos por paliza", afirmó, y convocó a "reventar las urnas" en las elecciones generales.

"Yo ya estoy preparada para ir a la cárcel, a mí no me asustan ustedes, muchachos", dijo, y agregó que "hay muchos que no quieren que haya un Maduro en el Gobierno".

Carrió también defendió al jefe de Gabinete, Marcos Peña: "Le pegan a Marcos para pegarle a Mauricio". Por otro lado, dijo que Macri "Es un presidente que por ahí se excede en hacer bien las cosas, son buenos tipos pero no son sutiles". Y también elogió al candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, a quien le pidió "también un poquito más de sutileza". "Lo conozco hace 25 años, está bastante bien conservado. Con él sacamos las mejores leyes de la Nación. Cuando el presidente me consultó, le dije 'perfecto'. Este señor sabe de gobernabilidad, maneja de taquito el Senado", indicó.

Y finalizó con una arenga: "Yo les diría a todos, los que están deprimidos: ¡Hombres de poca fe!". "No hay que cambiar algunas cosas, que no te dobleguen los corruptos. No vamos a ceder eso. Ellos quieren hacerte ceder. Eso es un acierto y no un error. Yo voy a estar al lado tuyo. No cedas". "La causa de la República y de la libertad es desde el alma. Nunca vamos a ser derrotados ni aún en la derrota porque nuestra causa es justa", gritó. Y finalizó: "No se borren, no se borren, los que se borran y especulan son cobardes. Vamos, éste es el momento de la victoria. Esta batalla se gana con el alma, con Dios y con la razón".