Cafiero presentó su informe de gestión durante la pandemia

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, brindó este jueves su primer informe de gestión ante el Senado de la Nación, en las medidas de protección social y económica adoptadas por el Gobierno nacional en el marco de la pandemia de coronavirus, en especial para cuidar el empleo y a las familias, y en la asistencia brindada a las empresas y a los gobiernos provinciales.

La presentación se realizó en una sesión bajo la modalidad mixta: el funcionario y algunos colaboradores están presentes en el recinto, al igual que la titular del cuerpo, la vicepresidenta Cristina Fernández y unos pocos legisladores, mientras que el resto lo hace en forma remota por las medidas de restricción dispuestas por el aislamiento obligatorio.

El jefe de Gabinete, como es de estilo ante cada informe, respondió previamente 624 preguntas, la mayoría vinculadas con la pandemia y otras de actualidad, como la intervención de la cerearela Vicentin y las potestades para redistribuir fondos destinados a la pandemia.

En el comienzo de su discurso dio detalles sobre cómo fue el inicio de la gestión de gobierno que comenzó el 10 de diciembre. En ese sentido, afirmó que si bien Alberto Fernández se comprometió a no hablar sobre la herencia recibida tras los cuatro años de la presidencia de Mauricio Macri, es necesario dejar en claro cuál fue el punto de partida.

Por otra parte, indicó que "la pandemia de coronavirus y no la cuarentena es la que provocó una crisis de ingresos en las familias argentinas y la que generó los sinsabores económicos que tenemos" y consideró que la gestión nacional "debe escuchar y generar una política pública".

En este sentido, destacó la creación del IFE que, según dijo, actualmente lo cobran "9 millones de argentinos" y la creación de los ATP para que "el Estado se hiciera cargo del 50% de los salarios del sector privado, donde el 96% son pymes de menos de 25 trabajadores", entre otras medidas.

El jefe de Gabinete sostuvo, además, que "se aprobara por unanimidad la ley de restauración de la deuda pública" ya que se trató de "un mensaje en voz alta que se escuchó en el mundo y es parte del reflejo para negociar una deuda contraída de manera irresponsable, que es impagable y se hace tremendamente injusta en la espada de los argentinos".