Búsqueda de Guadalupe: sin resultados en los allanamientos

El barrio, donde desapareció hace ocho días la niña Guadalupe Lucero, continúa cercado por efectivos policiales que no permiten el ingreso ni egreso de personas.
El barrio, donde desapareció hace ocho días la niña Guadalupe Lucero, continúa cercado por efectivos policiales que no permiten el ingreso ni egreso de personas.

Los allanamientos e inspecciones que se realizaron hasta las 20 en un barrio de 544 viviendas del sur de San Luis, donde desapareció hace ocho días la niña Guadalupe Lucero, no arrojaron resultados positivos y las diligencias proseguían durante toda la noche, indicaron a Télam fuentes judiciales.

El barrio continúa cercado por efectivos policiales que no permiten el ingreso ni egreso de persona alguna, cumpliendo una orden judicial emitida por el juez penal Ariel Parrillis, quien interviene en la causa.

El magistrado tomó esta decisión luego de conversar por separado en Tribunales con la madre de la nena, Yamila Cialone, y con el padre, Eric Lucero. Los padres de Guadalupe concurrieron en distintos momentos al Poder Judicial, mostrando algunas diferencias entre ellos en sus procederes, según lo declaró el progenitor de la niña.

Eric Lucero se quejó ante la prensa de no haber sido informado por su ex pareja de los mensajes recibidos de un teléfono con característica de México, del cual además habrían aportado un mensaje con la voz de Guadalupe como una supuesta prueba de vida.

Lucero manifestó que desconocía las razones del cambio de actitud de la mujer, quien además desistió de participar de una marcha que se realizó hasta el Poder Judicial. Esta manifestación fue encabezada por Eric Lucero, quien ingresó a dialogar con el Juez Parrillis cuando estuvo en el lugar. Su ex pareja, Yamila, ya había estado reunida con el funcionario judicial y no estuvieron juntos en ningún momento, aseveraron los secretarios del juez.

Estas diferencias llamaron la atención, ya que ambos se habían mostrado juntos el lunes y convocando a la marcha de este martes, de la que, finalmente, participó únicamente el padre de Guadalupe.