Bullrich defendió al policía que mató a un hombre de una patada

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich defendió el accionar del policía porteño que mató de una patada a un ciudadano este lunes. Según la funcionaria, el oficial Esteban Armando Ramírez "lo quiso reducir, no lo quiso matar: estaba protegiendo a los ciudadanos de una situación amenazante, ese es el marco general que hay que plantear". En declaraciones a radio La Red, Bullrich afirmó que Jorge Gómez (41), el hombre que falleció producto de una fractura de cráneo por la caída que le produjo la patada en el pecho, portaba un cuchillo y "el cuchillo es una de las armas más peligrosas que puede tener una persona" y representaba "una clara amenaza".

"¿Qué pasaba si esa persona mataba a alguien y había un policía al lado?", preguntó Bullrich. Gómez, que era empleado en un taller de relojes de taxis, según fuentes policiales portaba un cuchillo, un pequeño destornillador y un gancho metálico. Según su hermano Ariel dijo al medio La Garganta Poderosa, se trató de "un asesinato sin ninguna justificación" y "la Policía está buscando instalar que Jorge los amenazó con un cuchillo cuando la imagen lo muestra todo: en ningún momento intimidó a nadie". "Miren el video", insistió. En la filmación no se llega a observar que Jorge haya estado armado.

Por su parte, Bullrich insistió: "No se puede solo mirar el video, hay que entender el contexto de una persona que estaba generando una amenaza". "Es una situación compleja pero que se entiende en el marco de una situación de agresividad y de conmoción de una persona que podía usar su cuchillo contra cualquier ciudadano o cualquier familia que estaba en el lugar", indicó la ministra.

La ministra también utilizó la situación para referirse a la compra de armas taser: "Venimos planteando que la policía tiene que tener armas adecuadas", afirmó la ministra. "En este caso tuvo que usar su cuerpo y tuvo un desenlace lamentable que sin duda no lo buscó. Trató de no acercarse porque todo policía sabe que tiene que estar a 7 metros de una persona con un cuchillo y no sacó su arma de fuego", concluyó.

El oficial inspector Ramírez está detenido, acusado de "homicidio preterintencional" por la Cámara Criminal y Correccional. Su defensa pidió la excarcelación.