Brasil: masiva marcha a favor de Jair Bolsonaro

El presidente del país vecino, quien es investigado por corrupción, convocó a sus seguidores en el festejo por el Día de la Independencia, y amenazó a la Corte Suprema. Hubo incidentes y repudio.
El presidente del país vecino, quien es investigado por corrupción, convocó a sus seguidores en el festejo por el Día de la Independencia, y amenazó a la Corte Suprema. Hubo incidentes y repudio.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, convocó este martes a sus seguidores en la ciudad de Brasilia para asistir a una masiva movilización en el marco de los festejo por el Día de la Independencia. Hubo incidentes, el jefe de Estado amenazó al Tribunal Superior Electoral (TSE) y su simpatizantes pidieron la intervención y juicio militar contra el organismo y sus magistrados.

A su vez, los medios locales señalaron el acto como una "amenaza golpista" y repudiaron los dichos del mandatario, quien es investigado por corrupción, por difusión de noticias falsas y amenazas a la democracia por la que fueron detenidos numerosos activistas de ultraderecha debido a las presentaciones realizadas por el mismo TSE.

Leer más: Lula habilitado para enfrentar a Bolsonaro en 2022

"Ese poder puede sufrir aquello que no queremos que ocurra", amenazó Bolsonaro, quien a su vez dijo: "No podemos aceptar más prisiones políticas en nuestro Brasil. El el jefe de ese poder encuadra a los suyos o ese poder puede sufrir aquello que nosotros no queremos que ocurra", afirmó en referencia al magistrado Alexandre de Moraes, encargado de los procesos de violación contra la democracia.

"La regla de juego es una sola, respeto a la Constitución, libertad de opinión y que la voluntad popular esté por encima de todos" dijo, abogando por la libertad de expresión.

Leer más: Bolsonaro: "Mi Ejército no va a salir a la calle a cumplir decretos de cuarentena"

Cabe remarcar que pese a abanderarse en la defensa de la libertad, un gran número de manifestantes que apoyan a Bolsonaro y que se organizaron mediante las redes sociales predican también el ataque a las instituciones democráticas. Algunos incluso piden una "intervención militar" comandada por el mandatario, quien es excapitán del Ejército de la dictadura militar (1964-1985).

En Río de Janeiro, opositores se movilizaron en repudio a los dichos del presidente. A su vez, en la marcha oficialista hubo incidentes: algunos seguidores de Bolsonaro atacaron a jóvenes en Brasilia por considerar que eran "infiltrados" y la policía arrojó gases lacrimógenos frente a la Cancillería.