Boda narco: cayó en Córdoba uno de los cuatro detenidos

El triple crimen de Rosario en enero pasado acabó con la vida de uno de los vendedores de droga que recibía mercadería de los acusados.
El triple crimen de Rosario en enero pasado acabó con la vida de uno de los vendedores de droga que recibía mercadería de los acusados.

Una serie de allanamientos en simultáneo en localidades de las provincias de Córdoba y Santa Fe terminó con la detención de cuatro sujetos implicados en el triple asesinato tras una boda en Ibarlucea, a 12 km al noroeste de Rosario. En esa ocasión, se encontraron los cuerpos sin vida de una pareja y su bebé de un año.

Se realizaron nueve operativos en domicilios, donde se secuestraron más de un millón de pesos argentinos, 101.425 dólares, 3.500 euros, dos armas de fuego, municiones, un cargador 10 vehículos, una moto, 44 teléfonos celulares, dispositivos de almacenamiento de información y demás elementos de interés para la causa.

Según informaron las autoridades, estos operativos se realizaron a 15 meses de trabajo de inteligencia criminal, "luego de la detención de la líder de una banda delictiva y la incautación de 389 kilos de cocaína, vehículos y dinero en efectivo, en septiembre de 2020, que funcionó como puntapié inicial para la investigación".

Leer más: Los Boulevares: tres detenidos por narcomenudeo

Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que los apresados fueron puestos a disposición del Juzgado Federal 3 de Rosario como sospechosos de integrar una red de distribución y venta de drogas que le proveía de mercadería ilegal a Maximiliano Giménez, uno de los asesinados en el casamiento, entre otros vendedores de la zona.

Los detenidos fueron identificados por los investigadores como Fabián Gustavo Pelozo, Ignacio Quintana, Gustavo Abel Rolón y Matías Claudio Rolón. Se cree que los cuatro formaban parte de una organización narco transnacional que cargaba droga proveniente de Bolivia en avionetas, para luego hacer escala en Paraguay y finalmente desembarcar la carga en centros de acopio en la provincia de Córdoba.

Quintana es el único que se encuentra a disposición de la justicia federal de Salta, mientras que los otros tres quedaron a disposición del Juzgado Federal 3 de Rosario a cargo del Juez Carlos Vera Barros