Boca: Campeón de la Superliga en una definición para el infarto

Bombonera repleta para recibir a Boca en la última fecha correspondiente a la Superliga 2019/2020. Boca se jugaba el orgullo y honor de ganar el ultimo encuentro en su casa y en el caso de que River no consiguiera el triunfo, el tan esperado campeonato.

Antes del inicio del partido, Maradona recibió placas y homenajes en la Bombonera. Una acción que trajo mucha polémica durante varias semanas debido a las diferencias que hay entre los directivos de Boca y Maradona.

Comenzaba el partido y Boca salio desde el arranque con todas las intenciones de ganar el encuentro desde el minuto 0. Con grandes conexiones colectivas y buenas actuaciones individuales de Campuzano  y Tevez Boca controlaba el partido en todos los aspectos y acariciaba el primer gol.

Sin embargo esa superioridad no era suficiente para adelantarse en el marcador y se iba al descanso con buenas sensaciones pero empatando 0 a 0.

En el segundo tiempo no es que Gimnasia salio mas decidido si no que Boca entro mas dormido que en la primera mitad y el Lobo trato de aprovechar ese momento. A pesar de eso, la localía se hacia notar en la Bombonera y de a poco Boca iba retomando los hilos del partido. Con mas garra que juego Boca iba con todo en busca del triunfo sabiendo que en Tucumán River empataba 0 a 0.

A los 33´ minutos del complemento, el ídolo de Boca, Carlitos Tevez le reventaba el arco al arquero de Gimnasia con un bombazo y le daba la ventaja a Boca que se ilusionaba con dar la vuelta en su casa.

Minutos mas tarde Wanchope, recién ingresado, tuvo una chance clarisima de cabeza aunque no le acertó al arco. En los minutos finales Boca trato de mantener el control del partido para no recibir sorpresas

Con el empate del Millonario en Tucumán, una verdadera fiesta se vivía en la Bombonera que por primera después de varios años pudo arrebatarle un título a River.

El arbitro dió la orden. Final del partido en la Bombonera y un nuevo titulo local para Boca. Este fue distinto, diferente tiene un gusto a entrega ya que sin ser favorito y con River como gran candidato a llevarse el campeonato, Boca se consagró campeón de la Spuerliga que disputaba ante su eterno rival.