Bergessio interminable: sigue su carrera en Uruguay