Ataque al Congreso: Cristina Fernández pidió ser querellante

La vicepresidenta insistió en que fue víctima de un "violento ataque" que buscó "atentar directamente" contra ella y sus íntimos.
La vicepresidenta insistió en que fue víctima de un "violento ataque" que buscó "atentar directamente" contra ella y sus íntimos.

El pasado 10 de marzo, en los que su despacho fue apedreado cuando ella se encontraba allí reunida con su equipo y algunos legisladores, en el marco de la sesión en la que la Cámara de Diputados que dio media sanción al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras el incidente, Cristina Fernández solicitó este lunes ser querellante en la causa.

A través de la abogada y directora de asuntos jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, la presidenta del Senado se presentó en el despacho de la jueza federal María Eugenia Capuchetti para ser considerada parte actora en la investigación.

En el texto donde se presenta la solicitud indica que el despacho de Cristina Kirchner sufrió "un violento ataque" mientras ella se encontraba allí con la senadora Anabel Fernández Sagasti, el senador Oscar Parrilli y el Diputado Máximo Kirchner. Y postula que a su parecer la manifestación buscó "atentar directamente" contra el sector donde se encontraba.

LEER MÁS: Nación reabrió exportaciones de aceite y harina de soja

Además se remarcó que "entre los ataques con piedras y que tuvieran como claro objetivo las oficinas" que ella ocupa en el Senado "se realizaron marcas con pintura roja sobre la zona, circunstancia que podría haber oficiado de señalización" y que, "pese a la mayoría pacífica que se manifestó libremente, pudo verificarse un grupo de personas que, apostados sobre la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos, de forma coordinada, comenzaron un violento ataque sobre el Congreso de la Nación, específicamente sobre las ventanas que dieran al despacho de la Presidencia del H. Senado de la Nación".

Por último agrega: "Los daños producidos en el frente del edificio, el despacho de la presidenta del Senado de la Nación y el peligro al que fueran sometidas las personas que se encontraban en su interior, recién pudieron ser evitados a partir de las 15.21hs aproximadamente, cuando un cordón policial avanzó sobre la zona y dispersó al grupo de manifestantes que, incesantemente, tuvo por objetivo atentar directamente contra dicho sector del Congreso Nacional"