Arzobispo de Luján pidió "perdón" por la misa con los Moyano

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani, pidió "perdón" a quienes "han sufrido" por la misa que celebró frente a la basílica de Luján el pasado 20 de octubre, de la que participaron Hugo y Pablo Moyano, entre otros sindicalistas y referentes de la oposición. En una carta pública, reveló que la celebración del acto religioso fue solicitado por "el Dr. Julián Domínguez quien vino en representación de algunos gremios y organizaciones sociales con la finalidad de llegarse hasta el Santuario de Luján para pedir por Paz, Pan y Trabajo en nuestra Patria", a lo que el referente católico no creyó "oportuno" negarse.

Asimismo, despegó al papa Francisco y al gremialismo en general de la preparación de la cuestionada misa. En ese sentido, Radrizzani aclaró que "no existió intencionalidad política alguna en la celebración, y les aseguro que no he recibido ningún beneficio económico", según escribió. "Sé que algunos han sufrido por la Misa del 20 octubre, les pido perdón, así como otros se han alegrado. Los invito a todos a caminar juntos para superar la dolorosa brecha que vivimos en nuestra sociedad", pidió en la misiva.

La misa, convocada para rezar por la "paz, el pan y el trabajo", despertó algunas críticas de quienes la consideraron un acto opositor, denunciando la injerencia del papa Francisco y de la iglesia local.en momentos en que los Moyano enfrentan distintas causas judiciales por lavado de dinero y corrupción.